Carreras universitarias: descubre cuál es tu mejor opción.

Cursar carreras universitarias es un excelente plan para tu futuro laboral. No obstante, para ser un profesional de éxito, necesitas elegir una opción que se alinee con tus preferencias, habilidades y expectativas profesionales.

Carreras universitarias: descubre cuál es tu mejor opción.

Las carreras universitarias abren espacio para ingresar y conquistar excelentes oportunidades en el mercado laboral. Sin embargo, los beneficios de tener una profesión rebasan el entorno de trabajo, ya que además brindan un enorme cambio personal en materia de seguridad en ti mismo, autoestima y, por supuesto, tu realidad financiera.

Otro aspecto sumamente importante de prepararse profesionalmente es la posibilidad de ampliar las relaciones interpersonales y, en consecuencia, mejorar la red de contactos, algo esencial para mantenerse laboralmente activo y aumentar la probabilidad de encontrar una nueva vacante caso la persona pierda su trabajo.

Pero, en definitiva, ¿por qué estudiar una carrera universitaria?

También denominadas carreras de grado, configuran una instancia de aprendizaje que permite obtener conocimientos profundos sobre un determinado campo de estudio, incorporando así sus teorías, mejores prácticas, leyes y modelos, entre otros aspectos.

Para escoger una profesión compatible con los objetivos laborales y personales, las personas necesitan saber en detalle de qué trata cada carrera universitaria.

Asimismo, para destacarse, es fundamental que el futuro profesional elija una carrera acorde con sus destrezas, su vocación, perfil académico y tendencias de mercado.

¿Quieres elegir tu carrera o cambiar de área? ¡No te preocupes, pues en nuestro post encontrarás una guía completa sobre cómo elegir una carrera universitaria!

Así que, dedícate a leer las siguientes secciones:

Índice
La parte subjetiva: ¿qué estudiar? La parte objetiva: 6 carreras universitarias con empleo y futuro ¡Piensa bien antes de tomar tu decisión!
Volver al Índice

¡No te lo pierdas!

Banner versão desktop

La parte subjetiva: ¿qué estudiar?

Ahora que conoces para qué sirve una carrera universitaria, ya estás listo para descubrir la mejor forma de elegir tu profesión.

En internet, podemos encontrar varias pruebas vocacionales que pueden darte una idea de qué puedes estudiar.

A pesar de la necesidad de conocerse e interpretar las competencias y habilidades, existen otros factores que inciden de manera directa en la elección de la carrera universitaria perfecta.

A continuación, descubre cómo elegir tu profesión y no marearte en el intento.

1. Supera el mito de la dicotomía ciencias o letras

Quítate de la cabeza ese mito de que si no te va bien con los números, no puedes estudiar ingeniería o matemáticas.

Claro que es importante saber si te va mejor con números o con las palabras, pero eso no puede definir tu futuro. Simplemente, considérala como otra variable en la ecuación.

Imagina que tuviste profesores con una didáctica débil para enseñar temas matemáticos y, por eso, no lograste agarrarle gusto a los números. Sin embargo, tienes facilidad para resolver problemas y estás pensando en la ingeniería como opción de carrera.

¿Dejarías de cursar la carrera que más te gusta por no saber lidiar adecuadamente con los números?

Como ves, todo depende del enfoque y de la forma como enfrentas los desafíos.

2. Piensa en lo que te mueve

Una vez que has salido del mito de las diferencias irreconciliables entre ciencias o letras, llega la hora de dar un paso más.

Pregúntate qué es lo que quieres hacer y qué te motiva. Esa pregunta va un poco más allá de lo que nos gusta porque las preferencias pueden durar poco y una carrera universitaria tiende a comprender algunos años.

Es importante que pienses en las cosas que te han hecho sentir bien como persona. Incluso, las situaciones que han implicado la superación de adversidades y que, posteriormente, te han traído una cuota de realización personal.

En Hotmart, solemos decir que nuestro lema es vivir de nuestras pasiones y hacer que los otros también lo hagan, pero primero hay que saber qué te apasiona. Toma el ejemplo de Maria Montemayor echándole un vistazo al video Transformando mente, cuerpo y carrera | María Montemayor – Digital Makers:

3. Observa tu historia

Más allá de considerar tus puntos fuertes, es recomendable que tengas en mente la opinión de tus amigos, familiares o compañeros acerca de tus competencias, diferencias y vocación.

No estamos sugiriendo que hagas lo que los otros dicen, simplemente que enriquezcas tu perspectiva y tu decisión sobre la mejor opción en términos de carreras universitarias analizando la perspectiva de otras personas.

Además, la decisión sobre qué carrera cursar debe incluir cuestiones financieras, tanto tuyas como de tu familia —en especial, si dependes económicamente de tus familiares—. Este punto es clave para seleccionar el tipo de institución, pública o privada, así como el lugar geográfico que mejor atienda tu realidad económica.

En este sentido, sopesa la posibilidad de cursar una carrera en tu ciudad de origen, ya sea inscribiéndote en un curso presencial o en línea, o mudarte a otro lugar.

Por lo tanto, poner en la balanza tu situación de vida actual y tu historial son fundamentales para descubrir la carrera universitaria más acertada.

4. Considera el mercado de trabajo

El mercado laboral no es otra cosa que las oportunidades de trabajo que podrás tener al graduarte o recibirte en alguna profesión. De esta manera, es indispensable estudiar el panorama laboral de las carreras universitarias verificando si tu profesión potencial está en la cresta de la ola y proporciona buenas oportunidades de empleo y desarrollo.

Entre los aspectos que debes averiguar, analiza de qué viven las personas en tu barrio, ciudad y país. Asimismo, investiga cuáles son las industrias o universidades más reconocidas y qué tipo de profesionales necesitan.

5. Prefiere una carrera del futuro

Otra cosa importante a la hora de elegir una carrera universitaria es pensar en el futuro de la profesión. Ten en mente que muchas profesiones murieron en la historia porque dejaron de ser necesarias.

Por ejemplo, en la antigüedad, un trabajador se dedicaba a tocar las puertas o ventanas al amanecer para despertar a las personas. Una sustitución del canto del gallo de los campos, que después fue a su vez sustituida por la alarma del despertador. ¡Y ahora por la alarma de los dispositivos móviles!

Hoy en día, una de las formas más efectivas de detectar el potencial rentable de una carrera académica es investigar a través de los motores de búsqueda las oportunidades de trabajo, su capacidad de adaptar sus procesos y métodos acordes con la irrupción de nuevas tecnologías, así como la posibilidad de innovar y añadir valor a la vida de las personas.

6. Analiza la propuesta de salario

El salario es el dinero que ganamos como contrapartida de nuestro trabajo. Claro que con mucho dinero logramos comprar muchas cosas, viajar y hacer otras actividades que nos gustan.

Pero imagina trabajar en un lugar donde ganas mucho dinero y te sientes mal, no tienes una buena relación con las personas o tu jornada no corresponde a tus intereses en materia de realización personal y profesional. Sería agotador, ¿no es cierto?

Por lo tanto, la clave es entender que el sueldo es apenas uno de los criterios que deben guiar tu camino rumbo a la mejor profesión.

Así, la búsqueda por una carrera prometedora requiere una profunda investigación acerca del retorno financiero, de los beneficios agregados y de los diferenciales en términos de recursos humanos y de potencial de crecimiento profesional.

VIDEO: Cambio de profesión: ¿Cómo elegir una nueva carrera? | Álvaro López

La parte objetiva: 6 carreras universitarias con empleo y futuro

Después de brindarte los puntos subjetivos que deben guiar tu decisión, ha llegado el momento de presentar la coyuntura objetiva, es decir, la realidad del mercado laboral bajo la óptica de los nichos y de las profesiones más buscadas y mejor remuneradas.

Antes de entrar de lleno en el tema de este apartado, debes recordar que, anteriormente, dijimos que las tendencias de mercado no deben ser el único factor relevante a la hora de elegir una carrera.

Sin embargo, en ningún momento señalamos que este aspecto sea irrelevante. De hecho, conocer el panorama de las profesiones tanto en términos de oferta de oportunidades como de remuneración y de futuro es fundamental para que sepas en qué terreno pisas y cuál es la probabilidad de tener éxito en el mercado.

De antemano, podemos decir que la mayor parte de las carreras universitarias que configuran tendencias se vinculan de una u otra forma al entorno tecnológico y de innovación, así como al nuevo modelo productivo.

Sin más preámbulos, veamos las 6 profesiones más prometedoras en el presente y en el futuro.

Sigue leyendo para enterarte de qué se trata cada carrera universitaria.

1. Analista de mercado

Cada vez más empresas reconocen la importancia de conocer las demandas del mercado tanto para detectar si sus soluciones atienden las expectativas del público como para evaluar las posibilidades de inversión y descubrir nuevas oportunidades de negocios.

Considerada como una de las carreras universitarias del futuro, el analista de mercado se dedica a observar el comportamiento del consumidor y los movimientos de los diferentes nichos de mercado, detectando oportunidades y posibles inconvenientes.

Esta percepción amplia sobre el contexto externo es muy útil, especialmente, si consideramos aspectos como:

  • Aumento de la competitividad comercial tanto en el entorno físico como en la esfera digital.
  • Uso creciente e intenso de las plataformas digitales y motores de búsqueda.
  • Utilización de las redes sociales con la finalidad de comparar los precios, la calidad y otros atributos de las marcas, así como de sus soluciones.

Para convertirse en un analista de mercado, el interesado debe inscribirse en un curso académico de marketing o, más específicamente, de marketing digital.

2. Experto en seguridad digital

De la misma manera que la evolución tecnológica promueve la irrupción de nuevas herramientas orientadas a resolver necesidades específicas de las personas, acarrea la expansión y sofisticación de las amenazas cibernéticas.

Más allá de los intentos de las universidades y del mercado para elevar la oferta de profesionales en ciberseguridad, la verdad que la cantidad de especialistas aún es insuficiente para atender las demandas.

Por lo tanto, el ámbito de la ciberseguridad es muy fértil y se caracteriza por ofrecer contrapartidas financieras muy interesantes, además de oportunidades fantásticas de crecimiento dentro y fuera de las organizaciones.

Si te gusta la idea de convertirte en un experto en ciberseguridad, recomendamos que te inscribas en un curso académico aclamado en el mercado y, por supuesto, mantengas tu mirada atenta para las innovaciones y tendencias del área, tanto en materia de amenazas, así como de soluciones, medidas preventivas y técnicas útiles.

3. Arquitecto blockchain

La tecnología blockchain se ha vuelto una tendencia crucial para mantener la seguridad de la información en las organizaciones, en especial, si consideramos las amenazas inminentes a la integridad, confiabilidad, privacidad e integridad de los datos.

En lo concerniente al papel del arquitecto blockchain, es un experto que se dedica a investigar y desarrollar sistemas que registren públicamente las transacciones digitales, identifiquen a las personas y dispositivos que acceden a los datos y almacenen la información considerando todos los accesos.

Para convertirte en un arquitecto experto en blockchain, es interesante que curses, primeramente, la carrera de ingeniería de sistemas. Aunque este grado no es un requisito previo, estudiar la carrera permite que la persona obtenga una base sólida de construcción de sistemas.

Después de recibirse como ingeniero, el profesional se encuentra listo para cursar una especialización o máster en blockchain y centrar su carrera en la creación de una estructura compleja de almacenamiento de datos adaptable a cualquier entorno y rubro, siempre que pueda aplicarse.

4. Ingeniero de robótica

La automatización de los procesos corporativos camina de la mano con la explotación de la robótica. Como dos de las principales protagonistas de la Cuarta Revolución Industrial, estas tecnologías han generado impresiones contradictorias.

Por un lado, desencadenan el miedo de muchos trabajadores que reconocen a los robots y sistemas como potentes amenazas a su trabajo.

A su vez, encontramos personas que entienden la irrupción de nuevas tecnologías como una oportunidad de crecimiento profesional, ya que el auge del arte de estructurar sistemas robóticos ocasiona la creación de nuevos puestos de trabajo, tal como lo es el ingeniero de robótica.

Este experto no solo crea máquinas con suficiente potencial para sustituir el trabajo manual, sino que también se dedica a la reparación y mejora de los sistemas. Por esta razón, la ingeniería de robótica se ha vuelto una profesión prometedora y con mejores perspectivas laborales en los próximos años.

Los que deseen actuar en este campo, deben cursar ingeniería en computación, y luego especializarse en inteligencia artificial y robótica.

5. Diseñador UX y/o UI

¿Sabías que detrás del lanzamiento de cada Infoproducto existe un dieñador UX? Incluso, los sistemas y aplicaciones dedicados a la creación de productos digitales necesitan contar con un profesional experto en UX/UI para desarrollar y configurar las funcionalidades de la plataforma, de modo que cualquier persona pueda usarlos sin inconvenientes.

Para entender la importancia de este profesional en el mercado, basta con tener en mente el boom de los sistemas y aplicaciones, tanto web como móviles.

Al expandirse el mercado de este tipo de soluciones, se incrementa la necesidad de contratar diseñadores especializados en la experiencia de usuario (UX) y la interfaz del usuario (UI). Como la demanda supera la oferta de profesionales, esta profesión tiende a ser muy bien remunerada.

Para ser diseñador UI o UX, además de sentirte cómodo lidiando con software y desarrollar tus habilidades en el área, es recomendable que realices un curso académico en una Universidad reconocida en el mercado.

6. Gestor financiero

El área financiera es el corazón de una compañía, ya que “bombea” recursos a los otros sectores. Gestionarla adecuadamente no solo es una obligación para garantizar el funcionamiento del ecosistema corporativo, sino además una gran ventaja ante la competencia.

De esta manera, la carrera de gestor de finanzas siempre está en alta y, por lo general, muy bien remunerada.

En un primer momento, es posible que creas que para ser director financiero necesitas únicamente tener un buen contacto con los números. Sin embargo, la carrera requiere un potente sentido analítico, pensamiento crítico, liderazgo, técnicas de administración, más una serie de competencias técnicas y habilidades blandas.

La buena noticia es que puedes obtener los conocimientos necesarios y pulir las habilidades cursando una carrera universitaria.

A menudo, quienes ingresan en un curso de Administración de Negocios se cuestionan a qué edad se termina una carrera universitaria en el área de finanzas, principalmente porque entienden que los cálculos pueden jugarle en contra.

Es importante tener presente que el tiempo no importa cuando eres consciente de tu vocación y de tus ganas de convertirte en un gestor financiero de excelencia.

Así que, si quieres desarrollarte en la profesión, cambia tu enfoque y dedícate al máximo para aprender, actualizarte e ingresar en una de las profesiones más rentables en las próximas décadas.

¡Piensa bien antes de tomar tu decisión!

Como puedes comprobar, el avance de la tecnología y la democratización del entorno digital han sido decisivos para el surgimiento de nuevas profesiones, tanto para afrontar las nuevas necesidades de la sociedad como para combatir los crímenes virtuales derivados de la sofisticación de las amenazas.

Ante tantas opciones de carreras universitarias prometedoras, es posible que sientas una cierta dificultad para seleccionar tu profesión. ¡De ahí la necesidad de considerar nuestros consejos y tener en cuenta el análisis de las 6 carreras mencionadas en el apartado anterior!

Además de dichas profesiones, el área de recursos humanos se encuentra en plena expansión principalmente por la proporción que ha tomado la búsqueda por mejores condiciones laborales.

Aprovecha la visita al blog de Hotmart para obtener información relevante sobre la gestión de personal leyendo un artículo muy interesante.

Autor
Ramón Mogollón

Ramón Mogollón

Copywriter, Filósofo de profesión, Traductor y Localizador en los intervalos, y Analista de Marketing en carrera.

Posts relacionados