Início / Blog / ¿Qué son las clases híbridas y qué beneficios tiene la educación híbrida?
Cerrar

¿Qué son las clases híbridas y qué beneficios tiene la educación híbrida?

Las clases híbridas son parte del método llamado educación híbrida que mezcla la educación a distancia y la tradicional. Conoce sus ventajas.

Imagen de un profesor con una llama de fuego en su mano y al costado el mismo profesor en una webcam representando las clases híbridas.

La educación híbrida es un método alternativo de enseñanza que surgió con el avance de las tecnologías educativas, presentando una nueva opción para el aprendizaje: las clases híbridas. Se trata de un modelo que une EAD (Educación a Distancia) y encuentros presenciales.

Al principio, su objetivo era solucionar los problemas de tiempo y distancia de quienes no podían incorporar el estudio en su rutina diaria o estaban demasiado lejos de la institución educativa como para asistir a las clases.

Sin embargo, poco a poco, las personas se fueron dando cuenta de que la educación híbrida tiene otras ventajas tanto para estudiantes como para profesores.

VIDEO | El boom de la educación: Cómo aprovechar los cursos online

262

¿Quieres entender mejor este modelo? ¡Ven con nosotros!

Post index MenuÍndice
¿Qué es educación híbrida? Ventajas de la educación híbrida Apuesta por las clases híbridas
Volver al índice

¿Qué es educación híbrida?

Cuando hablamos de clases híbridas nos referimos a un método educativo que combina la educación online con la presencial, aprovechando los aspectos positivos de cada una de ellas y aumentando la eficiencia del aprendizaje.

Este tipo de enseñanza se puede impartir de dos maneras:

Modelo disruptivo

En este caso, se utiliza una plataforma EAD que ofrece videoclases y permite que los estudiantes accedan desde cualquier lugar. 

 Puede que también haya reuniones presenciales con profesores para discutir algún tópico, realizar una actividad especial o hacer una evaluación. Pero este tipo de encuentros es puntual y poco frecuente.

VIDEO | Profesor online: aprende a dar clases por internet | Hotmart Tips

Modelo semipresencial 

Muchas instituciones adoptan este modelo que conserva las clases presenciales, pero con opciones a distancia.

Entre las opciones semipresenciales, se destacan:

1. Modelo híbrido sincrónico

Sincrónico quiere decir “al mismo tiempo”, por eso se trata de combinar en una única clase la presencia física de algunos estudiantes con la participación online de otros. Puede haber rotación entre los grupos o mantenerse igual a lo largo del curso. 

Este modelo se ha adoptado en algunas escuelas e instituciones de educación superior como salida ante la restricción del número de estudiantes por aula, o como opción para incluir a más personas.

2. Modelo de rotación por estaciones

Las clases se dividen en estaciones de trabajo y cada una de ellas tiene una función específica que, en su conjunto, logran alcanzar un único objetivo.

En el modelo de rotación por estaciones, cada alumno (o grupo) trabaja en un espacio durante un tiempo determinado, y luego pasa a otro hasta completar todas las estaciones a lo largo del proceso.

Como es un modelo de educación híbrida, por lo menos una de esas estaciones debe ser online

3. Modelo de laboratorio de rotación

En este caso, se divide al grupo de trabajo en dos, según la actividad: teórica o práctica. 

Después de un tiempo, invierten sus funciones con el objetivo de llegar a los mismos resultados, independientemente del orden.

Un buen ejemplo de este modelo son las clases de educación física, ya que saber la teoría de un juego y sus reglas es tan importante como aprender las técnicas y tener la experiencia de cómo funcionan esas reglas.

Así, en una clase puede haber un grupo de alumnos aprendiendo la teoría sobre el hándbol mientras el otro lo practica y, en el siguiente encuentro lo contrario.

4. Modelo de rotación individual

En el modelo de rotación individual los alumnos trabajan individualmente, sin tener que pasar por todas las estaciones de estudio. De esta manera, la trayectoria es personalizada, según las necesidades de cada persona.

Por ejemplo: si estás haciendo un curso en electromecánica, puedes optar solamente por las áreas que están dirigidas a la electricidad.

5. Clase invertida

La clase invertida es un método muy utilizado en las universidades.

El alumno estudia el asunto que será abordado, antes de las clases presenciales. De esta forma está más preparado cuando el profesor expone las ideas del tema estudiado.

El profesor, a su vez, trata de preguntar algunas presuposiciones del contenido, observa si son correctas o no y contrasta siempre con una idea diferente dentro del material que los alumnos leyeron.

Además, el intercambio de experiencia con la discusión de contenidos vistos antes de la clase es excelente para que el alumno desarrolle autonomía y una forma de pensar diferente a la hora de obtener su conocimiento.

Así, el alumno puede escoger su mejor manera de aprender.

Ventajas de la educación híbrida

En cualquiera de estos modelos, se puede afirmar que el medio online da autonomía y flexibilidad a los estudiantes, además de permitirles aprender por su cuenta y explorar sus capacidades fuera del aula.

Por su parte, los encuentros presenciales favorecen un intercambio de experiencias más personal y una comunicación en tiempo real.

O sea, ambos se complementan para mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje, además de ampliar el público de un determinado curso.

VIDEO | Educación: ¿Cuál es el papel de las clases online en el futuro?

A continuación hablaremos de las principales ventajas:

Para los alumnos

1. Cultivar la autonomía

Algunas personas se acostumbran a estudiar solas e incluso lo prefieren, ya que se concentran mejor.

La educación híbrida estimula la capacidad de investigar y buscar respuestas y soluciones de forma autónoma.

Esta característica es excelente no solo para los estudios como también para la vida, porque incentiva a la persona a hacerse responsable por sus decisiones.

2. Potencializar el aprendizaje

Es posible que los estudiantes aprendan todavía más al tener acceso continuo a otros tipos de materiales sugeridos o no por los profesores.

Así, los encuentros presenciales permiten que los alumnos observen a su modo el asunto que están estudiando.

3. Tener una mayor flexibilidad 

Con las clases híbridas, los estudiantes pueden organizar su tiempo de estudio de la mejor manera, dependiendo de su rutina personal o familiar.

La educación híbrida supera los límites presenciales y de tiempo, ya que se puede estudiar desde cualquier lugar y a cualquier hora.

4. Mayor aprovechamiento de las clases

Es fácil observar que los alumnos pueden aprovechar más las clases porque no se quedan solamente en las clases expositivas, sino que buscan el conocimiento antes.

De esta forma, es posible que el alumno aprenda todavía más, porque además de lo que el profesor presenta, tendrá acceso continuo a otros tipos de materiales sugeridos o no por el profesor.

Además, la discusión que después se realiza presencialmente, permite que el alumno intente observar a su modo el asunto que está estudiando.

5. Aproximación de la realidad escolar con el día a día de cada alumno

Además de las dos ventajas presentadas en los tópicos anteriores, los alumnos aún pueden organizar sus estudios de la manera que más se encaje con su realidad. O sea, ellos logran encajar el período de estudio en su vida cotidiana.

No es necesario solamente ir a una clase presencial para oír al profesor hablar y terminar el proceso de aprendizaje allí. La educación híbrida supera estos límites, ya que se puede estudiar desde cualquier lugar y a cualquier hora.

Para la institución

1. Aprovechar el tiempo de trabajo

No solo los alumnos tienen ventajas, sino que los educadores también ganan con las clases híbridas.

Un profesor que da muchas clases por día, puede ser que no tenga tiempo suficiente para prepararse de la mejor forma posible o, incluso, que no logre dar clases a un número muy grande de alumnos, ya que el espacio físico es limitado.

Creando clases online (no perecederas), tendrá más tiempo para dedicarse a otras actividades o para estudiar y preparar nuevos materiales.

2. Reducción de costos

Disminuir costos es una ventaja tanto para la institución como para los estudiantes.

Como no es necesario tener un espacio físico todos los días para dar clases, los cursos pueden tener un valor más bajo, además de utilizar herramientas gratuitas online para producir material y transmitir los encuentros.

Si te interesan las clases híbridas y quieres aprender un poco sobre cursos online, no te pierdas los consejos de este especialista:

VIDEO | Clases virtuales: ¿Cómo vender cursos online? | Hotmart Tips

Apuesta por las clases híbridas

Como ya te habrás dado cuenta, la educación híbrida es una excelente opción para ir más allá de la educación tradicional.

Aliar la tecnología a la educación es una manera de difundir aún más el conocimiento, además de incorporar a las instituciones a la nueva realidad de los estudiantes, que están constantemente en contacto con Internet.

Pero no pienses que esta alternativa es solo para quien ya trabaja con educación. La educación híbrida puede ser un método interesante para los entrenamientos en empresas, por ejemplo.

Los cursos online son cada vez más solicitados y abordan temas de varias áreas. Por eso, si tienes algo para enseñar, puedes trabajar con este modelo de enseñanza virtual.

¿Quieres entender mejor por qué esta es una buena alternativa? Lee nuestra guía completa: Cómo dar clases en línea.


Este post se publicó originalmente en enero de 2019 y se actualizó para contener información más precisa y completa.