Início / Blog / ¿Cómo elaborar un plan estratégico para tu negocio? Aprende de una forma rápida y sencilla
Cerrar

¿Cómo elaborar un plan estratégico para tu negocio? Aprende de una forma rápida y sencilla

Impulsa tu negocio con un buen plan estratégico. Descubre en este post cómo puedes hacerlo.

Imagen de varios documentos uno sobre otro, en el principal se pueden ver 4 checks y al costado sus descripciones, todo ello representa un plan estratégico empresarial.

Vislumbrar grandes resultados para tu negocio no se resume a pensar a dónde quieres llegar, también implica considerar cómo hacerlo. Por eso, además de tener objetivos, es fundamental que sepas cómo alcanzarlos y que crees un plan estratégico.

Pero, ¿cuál es la importancia de tener un plan? Si quieres que tu negocio conquiste las metas establecidas con más facilidad, aunque sean desafiantes, tienes que planificarte.

Solo con una planificación estratégica podrás salir adelante.

Parece obvio, pero muchos emprendedores se olvidan de hacerlo, implementando modelos de gestión de resultados a corto plazo e ignorando detalles que interfieren directamente en la prosperidad del negocio.

Tener un plan de acción es un modo de sobrevivir en el mercado, así que lee este texto con atención, descubre cómo hacerlo y cómo puede ayudarte en el presente y el futuro.

Post index MenuÍndice
¿Qué es un plan estratégico y para qué sirve? ¿Por qué el plan estratégico es importante para tu negocio? ¿Cómo hacer un plan estratégico de éxito? Los KPIs más importantes para tu plan estratégico
Volver al índice

¿Qué es un plan estratégico y para qué sirve?

La planificación estratégica es la elaboración de planes para aplicar inversiones y destinar recursos con el objetivo de alcanzar una meta en un periodo establecido.

Esta práctica no la realizan solamente los grandes emprendimientos. Cualquier tipo de negocio, sin importar el tamaño o el segmento, debe incorporarla. 

También, el plan estratégico puede definirse como un guion que sirve como una herramienta de gestión en el camino hacia un determinado resultado.

Además de ayudarte a establecer metas, cambiará toda la cultura organizacional de tu empresa, contribuyendo, precisamente, a que puedas alcanzar resultados sólidos de manera fácil y sostenible.

¿Por qué el plan estratégico es importante para tu negocio?

El plan estratégico ayuda a tu negocio a establecer un compromiso con el futuro. Además, contribuye a que la cultura organizacional esté totalmente alineada con lo esperado, considerando tu misión y tus valores.

Por eso, abarca también medidas de engagement de tus equipos. Uno de sus beneficios será que contarás con personas más motivadas, además de otros que podrán marcar la diferencia en tu mercado de actuación. 

Con ventaja competitiva, tu equipo y tú se destacarán y el público podrá percibir tu marca de forma diferente y positiva, por supuesto.

Con un planeamiento estratégico, puedes evaluar el panorama desde otro punto de vista. Eso te ofrece sostenibilidad financiera y te ayuda a tomar decisiones que serán siempre acertadas y estratégicas. 

¿Cómo hacer un plan estratégico de éxito?

No sirve de nada saber el resultado que quieres alcanzar y trazar el camino a seguir sin conocer cuáles son los pasos que debes dar en esta jornada.

Por eso, te mostramos aquí algunas buenas prácticas para hacer una planificación estratégica realmente eficaz.

1. Haz un diagnóstico de tu negocio

El diagnóstico se conoce en muchos medios como análisis FODA

En resumen, sirve para analizar la organización interna y externamente, observando sus puntos fuertes, débiles, oportunidades y amenazas.

Debes identificarlos en conjunto con tu equipo y de manera constante, debido a las inestabilidades en el mercado, cambios en tu estructura y el escenario económico del país.

Eso te ayuda a entender el contexto en el que está tu negocio y a encontrar las mejores formas de actuación. 

2. Define la identidad organizacional

Anteriormente, te hablamos de la misión y los valores de tu organización. Estos dos puntos, sumados a la visión, te ayudan a definir la identidad organizacional de tu empresa e, incluso, su buyer persona

Todos deben ser claros, para que tanto el público como tus colaboradores los reconozcan, haciendo que tu identidad organizacional también sea reconocida. 

La misión es la razón por la cual existe tu organización. Por su parte, la visión es lo que pretende ser en el futuro, mientras los valores son los principios que nortean el negocio. 

Así, logras identificar potenciales alianzas, crear engagement en el equipo, alineando expectativas e incluso desarrollando mejor tu producto.

Además de entender cómo la identidad corporativa puede hacer que tu plan esté realmente de acuerdo con la cultura de la empresa. Muchas veces, una lleva a que la otra sea revisada. 

3. Traza metas e indicadores de éxito para tu negocio

Con todo lo que has elaborado hasta ahora, es posible tener más claridad sobre las metas que puedes alcanzar y los indicadores que revelarán que es posible conquistar el éxito.

Para eso, es necesario contar con la participación de todo el equipo. Cada miembro tendrá su propia meta, pero todas estarán en función del objetivo general de la organización, teniendo en cuenta que deben ser realizables y estar de acuerdo con el mapeo que hiciste en el análisis FODA.

Los indicadores, a su vez, harán que puedas darles un mejor seguimiento, permitiendo que reconsideres tu estrategia en caso de que los datos demuestren que las metas no pueden alcanzarse. 

Como, por ejemplo, cuando la facturación de una semana no sea como esperabas, los números te indican si la estrategia está funcionando o no.

Es importante que toda la organización esté al tanto de las metas y los indicadores, así como de su evolución. Por eso, debes hacer reuniones constantes. 

4. Elabora un plan de acción

Ahora, ¡llegó el momento de tomar una actitud!

Ya sabes a dónde quieres llegar, cómo hacerlo y has realizado un monitoreo constante. Entonces, puedes ponerte en acción.

¿Qué harás a partir de este momento? ¿Cómo distribuirás el trabajo? 

Mapea estas informaciones, prioriza acciones y conoce bien a tu equipo para saber quiénes son las mejores personas para asumir cada tarea. 

5. Sigue cada paso

No dejes de hacer un seguimiento de lo que haces.

Como te explicamos, debes monitorear tus indicadores. Y ahora, es necesario que sepas cómo cada acción tomada está definiendo tus planes.

Como te dijimos, reúnete con las personas responsables por cada tarea, mapeando los puntos débiles y las amenazas.

No pienses dos veces si necesitas revisar tu plan estratégico. Recuerda que debe ser una herramienta sostenible para tu negocio y, si algo sale mal, deberás actuar.

6. Analiza los resultados

Para saber si, de hecho, tu plan estratégico es viable, tienes que analizar los resultados durante la jornada.

Observa la evolución de los números, entendiendo las medidas tomadas para cada uno.

En este paso, vale la pena también monitorear a la competencia haciendo un estudio de mercado, para ayudarte a saber si tus números están en conformidad con las tendencias.

Repite el análisis FODA, comparando los pasados para entender mejor tu evolución. 

Y recuerda siempre que el mercado está en constante cambio y que para seguirle el paso debes actualizarte. Cambiar estratégicamente siempre es determinante para conquistar el futuro, entendiendo el presente.

Los KPIs más importantes para tu plan estratégico

La importancia de una planificación estratégica para una organización es indiscutible, como has podido ver.

Más que definir tus pasos y lo que debes hacer, te indica el camino hacia el crecimiento sostenible, entendiendo el escenario y, principalmente, el nicho de mercado de tu organización.

Si quieres crear un nuevo negocio, es fundamental que definas lo más rápido posible los indicadores de tu organización, los famosos KPIs. 

Debes tener en cuenta que no siempre son los mismos. Al contrario, pueden ser muy diferentes, incluso para organizaciones del mismo porte. 

Por eso, para ayudarte a evaluar cuáles son los más importantes para ti y para tu negocio, te dejamos este texto sobre sobre KPIs y su función a la hora de medir el desempeño de tus acciones.