Início / Blog / Negocio propio: ventajas, desventajas y cómo empezar
Cerrar

Negocio propio: ventajas, desventajas y cómo empezar

Creamos una guía con los primeros pasos para iniciar tu negocio propio, incluso si no tienes dinero para invertir. No te pierdas este post.

Imagen con una portafolio de trabajo al centro, al costado derecho un símbolo de check y al costado izquierdo una lista de bullet points haciendo referencia al proceso para crear un negocio propio.

¿Pensando en emprender? No eres la única persona. Cada día hay más gente que sueña y trabaja para tener un negocio propio que no solamente les ofrezca la oportunidad de dedicarse a algo que le apasione, sino que, además, le permita tener mayor libertad con su tiempo y su dinero. 

Sin embargo, antes de dar los primeros pasos, es importante reflexionar sobre la jornada para emprender: qué etapas y acciones tener en cuenta al iniciar un negocio, qué tipo de negocios rentables pueden desarrollarse hoy día, cuáles son las ventajas y desventajas, etc.

Por eso, en este post te vamos a dar varios consejos para quien desea empezar en este mundo, además de explicar cuáles son los puntos positivos y los puntos negativos de tener un negocio propio.

¿Emprendes con nosotros? ¡Comencemos!

VIDEO | Quiero emprender, ¿ahora qué? | Hotmart Tips

262
Post index MenuÍndice
¿Cómo iniciar un negocio propio? ¿Cómo montar mi negocio propio sin invertir mucho dinero? Ventajas de tener un negocio propio Desventajas de tener un negocio propio Tu negocio propio puede estar más cerca de lo que crees
Volver al índice

¿Cómo iniciar un negocio propio?

Digamos que si llegaste hasta aquí es porque, probablemente, tienes muchas ganas de hacer realidad un proyecto que está dándote vueltas en la cabeza, cambiar tu estilo de vida o matar la curiosidad de “¿Por qué no hacerlo y ver qué tal me va?”.

Más allá de los motivos y los deseos que te hagan ponerte en movimiento, aquí vas a encontrar información útil para empezar tu camino en el mundo del emprendimiento, como estas etapas que detallamos a continuación:

1. Define el nicho de mercado de tu negocio propio

Antes de hablar de cuestiones más estratégicas y específicas, es fundamental que pienses en emprender en algo que te apasione y que sepas hacer muy bien. También es importante que emprendas en un negocio que tenga mucha demanda y que, por supuesto, genere ganancias.

Todo esto debes planteártelo a la hora de establecer la idea de negocio que vas a desarrollar y el nicho de mercado que elijas. Quizás tengas varias opciones dentro de tu área de conocimiento, pero deberás definir tu nicho de mercado pensando en el que sea más ventajoso para ti y para tus finanzas, así como más interesante para el público con el que pretendes trabajar.

2. Realiza una investigación de mercado

Una investigación de mercado es ideal para saber si una propuesta es rentable o no y tomar decisiones basadas en datos reales.

Esta técnica te ayudará a conocer detalladamente el nicho en el que pretendes trabajar, el público objetivo de tu negocio, así como analizar la competencia y las estrategias que podrías implementar para destacarte y tener éxito. 

En este post te contamos más sobre la investigación de mercado y te presentamos 4 opciones para hacer la tuya.

3. Crea un buyer persona

Un buyer persona es un prototipo del cliente ideal para tu propuesta de negocio. Cuando tienes un buyer persona definido es mucho más fácil definir las estrategias de producto, precio y promoción del producto o servicio que planeas desarrollar. 

Si todavía no sabes cómo funciona, en este video te contamos cómo conocer a tu buyer persona para vender más:

4. Planifícate financieramente

A pesar de que existen opciones de emprendimiento con las que es posible crear tu propio negocio sin tener que invertir nada, es recomendable que te prepares financieramente antes de invertir, sobre todo para que al menos puedas cubrir tus necesidades básicas mientras el negocio comienza a dar ganancias.

Además de las finanzas personales, es importante estudiar sobre el ROI (Retorno sobre la Inversión), una métrica que refleja las ganancias del negocio a partir de un análisis de las estrategias implementadas. 

5. Crea un plan estratégico

Un negocio propio no es algo que pueda surgir de la noche a la mañana y mucho menos improvisando, por eso es crucial que establezcas un plan estratégico en el que detalles informaciones como los pasos a seguir y el presupuesto disponible.

El plan estratégico es un documento que va a orientar todas las acciones de tu empresa. La idea es que este plan anticipe todos los escenarios posibles para tu emprendimiento. Para crearlo necesitas tener una idea clara de tus objetivos a corto, mediano y largo plazo, teniendo en mente un periodo de doce meses.

VIDEO | 6 pasos para crear un plan estratégico para tu negocio |Hotmart Tips

6. Crea un plan de marketing

Hoy día el marketing lo es todo. Supongamos que tienes una idea de negocio innovadora y el presupuesto necesario para ponerla en marcha de inmediato; sin embargo, aún así debes hacer que las personas conozcan tu negocio y quieran gastar su dinero allí. Todo esto lo logras con un plan de marketing

Lo mejor es que hoy en día no necesitas gastar demasiado dinero para desarrollar un plan de marketing atractivo y que funcione. Existen un montón de herramientas online con las que puedes desarrollarlos, difundir información sobre tus productos o servicios, comunicarte con tus clientes y posicionar tu marca.

7. Estudia constantemente

Al contrario de lo que mucha gente piensa, emprender exige una preparación constante. Debes actualizarte, investigar las nuevas tendencias del mercado, realizar cursos online y participar en eventos de tu nicho de mercado para poder estar a la par del crecimiento de tu negocio.

8. Realiza networking

Otra de las cosas que debes hacer cuando emprender es tener buenos contactos y la mejor forma de conseguirlo es haciendo networking. Interésate por conocer a otros emprendedores o profesionales que puedan agregar nuevos conocimientos o ideas para tu negocio.

9. Registra tu empresa

Los temas legales son algo que no puedes evitar cuando se trata de comenzar un negocio desde cero. Registra tu empresa, cumple con todos los impuestos locales y todos aquellos trámites jurídicos y administrativos para evitar problemas en el futuro.

10. Piensa en escalabilidad

Enfócate en crear una propuesta de negocio escalable; es decir, una empresa capaz de multiplicar sus ingresos sin necesidad de aumentar sus costes de la misma manera.

¿Quieres aprender mucho más sobre cómo emprender un negocio escalable? Accede a este artículo completo.

¿Cómo montar mi negocio propio sin invertir mucho dinero?

¡Esta es una pregunta más común de lo que crees! Mucha gente piensa que es imposible entrar en el universo del emprendimiento sin tener un gran capital para invertir. Pero esto es un mito. Así como la idea de que necesitas tener un producto o servicio totalmente innovador, y ya sabemos que no es así. 

Actualmente, existen posibilidades de tener tu propio negocio aprovechando herramientas y oportunidades que están a tu alcance, sin necesidad de invertir un dinero que no tienes. Y una de ellas, sin duda, es el mercado digital, del que vamos a hablar ahora mismo. 

1. Negocios online

Los negocios online o negocios por Internet cada día nos demuestran que han llegado para quedarse por mucho tiempo. Quien opta por trabajar o emprender en Internet tiene la posibilidad de vender productos físicos o productos digitales.

Lo mejor es que las posibilidades son infinitas. Por ejemplo, puedes crear un producto digital como cursos o ebooks, tener un blog y ganar dinero con anuncios de publicidad, unirte a un programa de afiliados, ser un youtuber, convertirte en un influencer digital y mucho más.

Si no sabes ni por dónde empezar en el mercado digital, te dejamos 2 puntos importantes para que tengas en cuenta a la hora de aventurarte en tu propio negocio, sin invertir nada:

1.1. Elige bien a tu aliado en los procesos de crear, divulgar y vender tu producto digital 

Existen plataformas que pueden facilitar mucho tu trabajo en Internet, ofreciendo herramientas gratuitas para llevar adelante tu negocio, como Hotmart, una plataforma All in One donde encuentras todo lo que necesitas para emprender. 

1.2. Trabaja con más personas que te ayuden a vender

Para quienes se dedican a crear productos, los programas de afiliados son una excelente forma de escalar el negocio sin invertir nada, ya que te permiten contar con profesionales que se dedican a promocionar y vender a cambio de comisiones. 

VIDEO | ¿Cómo son los primeros pasos de un negocio digital?

Ventajas de tener un negocio propio

¿Nos has acompañado hasta aquí, pero todavía te preguntas si vale la pena tener un negocio propio? No te preocupes, porque vamos a repasar algunas de las ventajas y desventajas para que puedas tomar una decisión fundamentada. 

Empecemos por la parte más agradable, las ventajas.

1. No tienes que seguir órdenes de un jefe

Cuando emprendes en un nuevo negocio físico u online, realmente alcanzas una autonomía laboral. Puedes organizar tus pautas, tareas y actividades según tu ritmo de trabajo, preferencias y disponibilidad.

Ser tu propio jefe te permite descubrir tu metodología de trabajo ideal y aprender cosas que quizás nunca imaginaste hacer.

2. Eliges tus horarios de trabajo

Otra de las grandes ventajas que tienes cuando emprendes y creas tu propio negocio es que puedes elegir tu horarios de trabajo y combinar la vida personal, familiar y profesional.

Esto es algo que debes manejar con mucho cuidado: el hecho de no tener un horario que cumplir puede ser tentador para hacer un montón de cosas y dejar a un lado el trabajo, así que te recomendamos que aproveches esta flexibilidad de una forma inteligente y aprendas a gestionar muy bien tu tiempo y priorizar las actividades de acuerdo a tus objetivos.

3. Eliges dónde trabajar

Cuando emprendes —sobre todo si decides crear algún tipo de negocio digital— puedes trabajar desde cualquier lugar. Desde tu salón, tu habitación, la biblioteca más cercana o tu bar favorito. Cualquier sitio es perfecto para coger inspiración y ganar dinero.

4. Puedes crear algo que deje huella

Emprender y crear un negocio propio es una gran oportunidad para crear algo que resulte importante para ti y deje huella en el mundo. Hoy día existen un montón de negocios rentables e iniciativas empresariales que más que producir dinero buscan satisfacer una necesidad, solucionar un problema y lograr que la vida de sus clientes sea mucho mejor.

5. Puedes dedicarte a lo que verdaderamente te apasiona

No tiene sentido emprender en algo que no te guste, ¿verdad? Cuando emprendes tu propio negocio y trabajas por tu propio beneficio, tienes la oportunidad de trabajar en algo que realmente te apasiona y motiva.

¿Podría existir algo más gratificante que eso?

6. Puedes ganar mucho más dinero

Así es, cuando emprendes, dejas de trabajar por el beneficio económico de alguien más y comienzas a obtener mayores ingresos para ti. Puede que al principio los ingresos de tu negocio sean minúsculos, pero con el tiempo comenzarás a darte cuenta de que vale la pena.

Tomas decisiones más estratégicas

Tener tu propio negocio te enseña a pensar mucho más las cosas antes de hacerlas y a tomar decisiones más estratégicas. ¡Una mala decisión podría costarte el éxito de tu proyecto de emprendimiento!

VIDEO | 5 Tips para saber si tu idea de negocio es realmente buena | Hotmart Tips

Desventajas de tener un negocio propio

Ahora mostraremos el lado negativo de tener un negocio propio. Veamos:

1. La responsabilidad es mucho más grande

Cuando eres dueño de tu propio negocio, toda la responsabilidad recae sobre tus hombros, es por eso que es muy importante que te prepares muy bien antes de emprender, sobre todo a nivel financiero, académico y psicológico.

2. Los riesgos son mayores

Son muchas las cosas que te juegas cuando tomas la decisión de emprender. Podríamos decir que siempre existirá el riesgo y la posibilidad de que el negocio no funcione, que pierdas dinero y que tengas que volver a buscar empleo.

3. Tienes que preocuparte de todas las áreas de la empresa

Una de las grandes diferencias que existe entre tener un puesto fijo en una empresa y tener tu negocio es que en el primero solo debes preocuparte por tus responsabilidades y actividades, mientras que en el segundo debes estar pendiente de todas las áreas de la empresa.

Sí, a pesar de que haya otras personas trabajando contigo, un emprendedor siempre deberá cuidar que todo funcione bien.

4. Puede ser que trabajes demasiado

Cuando hablábamos de que al emprender no tienes horario fijo, no solamente nos referimos al hecho de que puedes tener tiempo libre cuando quieras, sino también a que en caso de ser necesario, puede ser que tengas que trabajar demasiado.

Tu negocio propio puede estar más cerca de lo que crees

Ya tienes bastante información sobre cómo arrancar con tu proyecto, aunque no tengas mucho dinero para invertir, y qué aspectos debes considerar antes de dar los primeros pasos. 

Entonces, ¿todo preparado para emprender? Existen un montón de negocios innovadores que puedes poner en marcha, entonces no le des más vueltas y atrévete.