Início / Blog / Valor agregado de un producto: definición y ejemplos de cómo generarlo
Cerrar

Valor agregado de un producto: definición y ejemplos de cómo generarlo

Descubre qué es el valor agregado de un producto y cómo calcularlo. En este post te lo explicamos ¡con ejemplos!

Imagen de un diamante con un signo de más en la parte inferior izquierda representando valor agregado de un producto.

Al buscar estrategias para aumentar el número de clientes, pocas personas piensan en el valor agregado de un producto. Y tú, ¿sabes cómo puede ayudar a tu negocio?

En este post te vamos a explicar en qué consiste y cómo calcularlo, además de mostrarte algunos ejemplos para que le saques el máximo provecho. ¡Léelo hasta el final!

Post index MenuÍndice
¿Qué es el valor agregado de un producto? ¿Cómo saber si tu producto tiene valor agregado? ¿Por qué añadir valor a tu producto? Tipos de valor agregado de un producto ¿Cómo generar valor agregado para un producto? Ejemplos de valor agregado de un producto ¡Empieza a agregarle valor a tus productos y destácate!
Volver al índice

¿Qué es el valor agregado de un producto?

Este concepto se refiere a la capacidad de aumentar el valor comercial de un producto. Si lo aplicas en tu negocio, te posicionarás mejor en el mercado. Pero es importante que conozcas las necesidades de las personas

Con ese aumento, sorprenderás a tu cliente y podrás determinar qué tan dispuesto está a pagar por tu producto o servicio. 

El término de valor añadido no solo se utiliza en el marketing, sino también en contabilidad, economía y mercadotecnia. Y entre las técnicas empleadas para lograrlo está incluir una característica que agregue originalidad al producto.

¿Cómo saber si tu producto tiene valor agregado?

Si tu negocio enfrenta mucha competencia, es importante que sepas identificar el valor de tus productos. Estas preguntas te ayudarán a determinarlo:

VIDEO | Paso a paso para crear un producto en Hotmart

262

1. Experiencia de compra

¿La experiencia de compra que ofreces es mejor que la de tus competidores? Para tener éxito, es fundamental que te diferencies de la competencia. Esto añade valor y optimiza la experiencia de compra.

2. Valor percibido

¿Tu cliente es capaz de percibir ventajas al adquirir tu producto o servicio? Si no lo estás logrando, tu producto todavía no tiene el suficiente valor agregado y es necesario que evalúes tu estratégia con la finalidad de que el valor percibido sea mayor que el costo percibido de tu producto.

3. Viabilidad

¿Tu producto es económicamente viable? No solo debes lograr que sea más valioso, sino también monetizar su valor y estar seguro de que es rentable, ya que solo así asegurarás las utilidades y el crecimiento del negocio.

Si estás pensando en lanzar un producto, hazte las preguntas anteriores. Además, te recomendamos que evalúes constantemente el valor de los productos que vendes.

Analizarlo con regularidad te ayudará a saber si es necesario replantear tus estrategias.

¿Por qué añadir valor a tu producto?

Cuando aumenta el valor agregado de un producto, tu negocio obtiene ventajas. La principal es que se incrementan las ventas y, por tanto, obtienes más ganancias. Además, demuestras compromiso con la satisfacción de tus clientes.

Así, es más fácil crear un vínculo con ellos y conseguir que te prefieran. Para lograrlo, es indispensable generar valor agregado bruto a tus productos.

Aquí tienes algunas ventajas, además de las que mencionamos antes, para ayudarte a tener en cuenta el valor añadido de tus productos. 

1. Diferencia tu marca

Tu producto puede tener muchas similitudes con los de la competencia, pero si buscas maneras de diferenciarlo, lograrás captar a más clientes.

Considerar el valor agregado es ideal para promocionarlo y generar mayores ingresos con sus ventas.

2. Satisfaces las necesidades de tus clientes 

Recuerda que tus clientes esperan obtener ventajas cuando deciden comprar tu producto. Hay personas que son más exigentes y es primordial que todas estén satisfechas. Puedes lograrlo aumentando el valor de lo que ofreces.

3. Tus clientes te recomiendan

Actualmente, las personas tienen muy en cuenta las opiniones de terceros para decidir qué producto comprar y dónde hacerlo. Si quieres que tus clientes no duden en recomendar tu negocio, garantiza que tenga valor agregado.

De esta forma, no solo los fidelizas, sino que consigues que se conviertan en embajadores de tu marca.

4. Reduces el impacto del precio

Imagina que tienes una peluquería infantil. Si cuentas con profesionales preparados, usas videos para distraer a los niños mientras se cortan el cabello y les ofreces pequeños regalos, aumentará el precio de tus servicios, pero también el valor.

¡Y tus clientes estarán dispuestos a pagar por tu excelente trabajo!

Este ejemplo de valor agregado de un producto demuestra que las personas pagan más siempre que obtienen algo de calidad a cambio.

VIDEO | 5 estrategias de diferenciación para que te distingas de tu competencia

Tipos de valor agregado de un producto

Para clasificar el valor agregado de un producto, debes considerar la transformación aplicada a él.

A continuación, te mostramos los diferentes tipos que existen:

1. Bajo valor añadido

En este caso, la transformación aplicada es poca, pues para agregar valor al producto, no se necesitaron procesos complejos o conocimientos profundos.

2. Medio valor añadido

A diferencia del anterior, aquí se requiere una producción más avanzada y conocimientos específicos.

3. Alto valor añadido

Como su nombre lo indica, en este caso, para agregar valor hacen falta producciones mucho más complejas y más conocimientos.

Es importante aclarar que esta clasificación es subjetiva y los indicadores usados para establecerla son:

  • Materiales utilizados.
  • Tiempo empleado.
  • Circunstancia del negocio.

¿Cómo generar valor agregado para un producto?

Ahora que sabes cómo se calcula el valor agregado y cuáles son los tipos que existen, llegó la hora de descubrir cómo generarlo. 

Como hay varias formas de lograrlo, pero no todas son convenientes para tu negocio, te mostramos qué puntos debes analizar para saber cuál elegir:

  • ¿Qué clase de valor añadido prefieren tus clientes?
  • ¿Aporta ganancias a tu negocio?
  • ¿Cuánto influirá en el precio de tus productos o servicios?

Después de considerar los elementos anteriores, estas son las maneras que puedes usar para aumentar el valor de tus productos:

1. Dar buenos consejos

Cuando una persona está pensando comprar, es normal que tenga dudas, así que la ayuda profesional le será muy útil. Si ofreces soporte a tus clientes en el proceso de compra y creas tutoriales, lograrás añadir valor a tu producto.

2. Recompensas

Cuando recibimos recompensas por esfuerzos, nos sentimos motivados y eso también ocurre con tus clientes. Muéstrales agradecimiento por sus compras o su fidelidad con descuentos, cupones u otras opciones similares.

3. Envíos gratuitos o rápidos

Muchos comercios, como Amazon, suelen utilizar esta forma de aumentar el valor agregado de un producto. Si se aplica a tu negocio, es una excelente estrategia que te ayudará a destacarte en el mercado.

4. Servicio al cliente

Algunas opciones para atender a tus clientes y aclarar sus dudas son:

Tus agentes de atención al cliente deben esforzarse por responder con rapidez y eficiencia.

VIDEO | 4 consejos para dar un buen servicio al cliente y mejorar tu atención

5. Embalaje

En el valor añadido también están incluidos los pequeños detalles, así que a la hora de preparar tus productos, recuerda que es importante transmitir una buena imagen. 

Aprovecha el embalaje para mostrar la identidad de tu negocio y lo mucho que te preocupas por tus clientes.

6. Regalos

Aquí no nos referimos a algo grande. Para retener a tus consumidores y atraer a otros, hazles obsequios a las personas que demuestran fidelidad a tu negocio.

7. Sé amable

¿Cuántas veces has entrado a una tienda y te has ido por recibir malos tratos? Si no quieres que ocurra lo mismo en tu negocio, sé amable siempre y fomenta ese comportamiento entre tus colaboradores.

Así, influirás positivamente en la decisión de compra de tus clientes y en el valor agregado de tus productos, especialmente si son digitales.

Ejemplos de valor agregado de un producto

Saber qué hacen otras tiendas para aumentar su valor te ayuda a determinar las mejores estrategias para tu negocio. Aquí te dejamos algunos ejemplos exitosos:

1. McDonald’s 

Si has visitado algún McDonald’s, seguro te has dado cuenta de que hay áreas infantiles. Además de ser un espacio de diversión, es como una guardería abierta a los consumidores.

Esto agrega valor al producto porque mientras los padres disfrutan de la comida tranquilamente, sus hijos pueden divertirse de forma segura. Esta estrategia también la usan otros comercios como Burger King.

2. Walmart 

Quienes trabajan en Walmart deben ser amables para mejorar la experiencia de sus clientes. Por ejemplo, cuando estos últimos adquieren un producto que necesita instalación, la tienda ofrece ayuda útil: no hay que pagar más por transportarlo e instalarlo

Otras, como Palacio de Hierro y Liverpool, aplican estrategias similares.

3. International House of Pancakes

The International House of Pancakes es un comercio estadounidense especializado en waffles, panqueques, tortillas francesas y torrejas. Para retener a sus clientes y atraer nuevos, ofrecen tazas de café a quienes están esperando su turno para ser atendidos.

Sabemos que esperar en una fila puede ser incómodo, por eso esta iniciativa es excelente.

4. Canon 

Elegir una cámara no es fácil, es necesario evaluar sus características para asegurarse de que se adaptan a las necesidades de quienes la compran. 

Para facilitar este proceso, Canon ofrece asesorías gratuitas a sus clientes.

¡Empieza a agregarle valor a tus productos y destácate!

Si te esfuerzas por aumentar el valor agregado de tus productos, retendrás a tus clientes y atraerás a más personas. Además, crearás una fidelidad duradera y obtendrás mayores ganancias en tus ventas.

Sin contar que con el valor añadido, puedes entrar a la lista de los productos más vendidos en línea o de forma presencial. 

Si quieres profundizar más en este tema para tener mejores resultados, te recomendamos que leas nuestro post sobre el ciclo de vida de un producto digital, una característica muy relevante a la hora de crear valor agregado.