Header_Desktop_970x75px (1)
Inicio / Blog / Vender por Internet desde cero: la guía más completa sobre el tema
Cerrar

Vender por Internet desde cero: la guía más completa sobre el tema

En este post aprenderás cómo vender por internet en un sencillo paso a paso y además algunos consejos para que tu negocio online sea exitoso.

Imagen de un carrito de compras subiendo en un diagrama representando las mejores formas de vender por Internet.

Vender por Internet es una excelente oportunidad para quien desea empezar su propio negocio sin tener que salir de casa. En este post te mostraremos cómo tener un negocio virtual sin invertir dinero y divulgar tus productos de manera exitosa para alcanzar la tan deseada libertad financiera.

Lo primero que debemos tener claro es que empezar un emprendimiento online no genera éxito de un día para el otro, pero con trabajo, planificación y perseverancia, los buenos resultados llegan.

No existen milagros ni fórmulas mágicas para enriquecerte rápidamente o sin ningún esfuerzo.

Pero, si realizas un trabajo serio y estructurado, es muy probable que llegues a alcanzar tus principales objetivos, como tener más tiempo para estar con tu familia, poder trabajar mientras viajas, ser tu propio jefe, conseguir mayores ganancias y mucho más.

Si quieres saber cómo vender por Internet sin invertir mucho dinero, incluso gratis, y de forma segura, ¡sigue leyéndonos!, que te hemos preparado una guía completa con todo lo que necesitas para empezar a vender online y desde cero.

Post index MenuÍndice
1. Entiende qué se puede vender por internet 2. Aprende a tener un negocio virtual sin invertir dinero 3. Elige el producto ideal para vender por internet 4. Identifica un mercado y estúdialo 5. Crea tu producto desde cero 6. Elige una plataforma para vender por internet 7. Promociona tu producto y demuestra autoridad 8. Otras opciones para vender por internet 9. Implementa estrategias para atender a tu público 10. Logística planificada 11. Consejos finales
Volver al índice

1. Entiende qué se puede vender por internet

Lo primero que tienes que pensar cuando decidas vender en línea es: “¿qué compran y consumen mis clientes?”.

Lo sabemos, ¡suena muy obvio! Pero es común encontrar a gente que se queja de que no vende nada porque solo quiere ganar dinero con publicidad en su sitio web.

Aunque esta sea una opción, no es la más recomendable, ya que son pocos los casos en que las personas consiguen éxito aplicando únicamente esta estrategia.

Pero, entonces, ¿qué se puede vender por Internet? Seleccionamos las mejores opciones:

1.1 Consultoría

La consultoría es una excelente opción para quien conoce muy bien un determinado tema y se ha especializado en ese segmento.

¿Vamos con un ejemplo?

Imagínate que eres un experto en finanzas personales e inversiones. Puede ser que hayas estudiado para eso o que hayas adquirido conocimientos trabajando en una empresa del sector.

Lo importante es que sabes mucho sobre ahorros y gestión patrimonial y conoces las mejores estrategias para que las inversiones personales tengan alta rentabilidad.

Ahora imagínate que has creado un blog y un canal en YouTube con tips y pequeñas lecciones sobre el tema.

A lo largo del tiempo, utilizando estrategias para difundir tu contenido, has conseguido una audiencia fiel, que siempre lee tus posts, los comenta y participa en las lives en tus redes sociales.

Esas personas están interesadas en tu contenido y puede ser que necesiten una atención más personalizada, un asesoramiento. Es decir, que podrías montar una consultoría online para personas que necesiten tu ayuda para mejorar sus finanzas personales.

Para atraer a tus clientes, un formulario en tu web puede ser suficiente. Y dicha consultoría puede realizarse personalmente o por videoconferencia.

El consultor hace un análisis de la situación de su cliente y lo ayuda a alcanzar sus objetivos, con la planificación y ejecución de acciones estratégicas.

Y aquí mostramos solamente un ejemplo, porque puedes ofrecer consultoría en diversos nichos de actuación, como moda, administración, marketing y muchos otros.

VIDEO | Profesiones Digitales: Qué necesitas para ser consultor estratega

262

1.2 Servicios

Otra opción para vender en la web son los servicios.

Supongamos que tienes muchos conocimientos de inglés y, como en el caso anterior, ofreces contenidos para personas que necesitan aprender el idioma.

Si tu audiencia confía en tus conocimientos y en tu capacidad didáctica, probablemente va a desear tener clases contigo, ¿verdad?

Y eso es exactamente lo que puedes vender: tus clases particulares, personalmente o por videoconferencia.

Lo mismo puede hacerse en diferentes segmentos: si tienes contenido online sobre desarrollo de softwares, puedes vender ese servicio (como la creación de una aplicación móvil, por ejemplo).

Esta modalidad de trabajo es conocida como freelance ¡Y existen muchas posibilidades!

Sin embargo, el punto negativo de vender servicios (y también de la consultoría) es que solo conseguirás atender a un número limitado de clientes: al fin y al cabo eres una persona y tendrás que dedicar mucho tiempo a cada uno de ellos.

O sea, en estos casos no podrás escalar tu negocio.

1.3 Productos físicos

Los productos físicos también se pueden vender online y son muy populares. Cada vez son más, las personas compran en sitios virtuales y plataformas de venta online, porque es mucho más práctico que ir hasta una tienda física.

Esta es una buena opción para quien ya tiene una tienda offline y quiere llevar su negocio más lejos, o para quien desea empezar y vender productos sin gastar en local (alquiler, gastos con luz y agua, etc.).

Para montar un e-commerce, necesitas una web en condiciones, con fotos, descripciones y precios de tus productos.

Además, es necesario contar con una plataforma de pago y un equipo que se ocupe de toda la parte técnica que el website exige.

También existen algunas plataformas que ya ofrecen toda la estructura básica de la tienda online, como Shopify.

Otro punto importante es que tendrás que lidiar es con la gestión de tu stock y con la logística de los envíos.

Un tip interesante es hacer uso del drop shipment (en español, triangulación de envíos). En este caso, no necesitas tener el producto en stock: cuando el cliente haga el pedido, lo repasas al mayorista, quien se encargará de enviar la compra directamente al cliente.

1.4 Productos digitales

Los productos digitales, o infoproductos, son aquellos que se comercializan por Internet en formato digital, y se pueden consumir desde una computadora o desde cualquier dispositivo móvil como e-readers, tabletas y smartphones.

Los más populares son los cursos online (e-learning) y los libros electrónicos (ebooks), pero también existen otros, como las aplicaciones móviles, los congresos online y las plantillas descargables.

El público que consume productos digitales está creciendo cada vez más, por muchas razones. Te contamos, a continuación, las principales:

    1. Las personas no necesitan salir de sus casas para realizar la compra.
    2. Si el producto es, por ejemplo, un libro, no es necesario esperar a que llegue: basta con hacer el download en pocos minutos o segundos.
    3. Si es un producto como un curso, ya no será necesario enfrentar horas de tránsito para acudir a las clases, y el estudiante puede hacerlo todo a su ritmo, donde y cuando quiera. ¡Los precios son muy atractivos!

Para quien decide vender por Internet ese tipo de producto, existen varias ventajas, como poder empezar con muy poca o ninguna inversión, tener un negocio escalable, poder trabajar desde cualquier lugar y muchas otras.

Para ser creador de contenidos digitales, es necesario desarrollar distintas actividades.

En el caso del profesor online, por ejemplo, hay que definir muy bien el nicho de actuación, planificar el curso, crear los guiones, grabar los videos y promocionarlo en Internet.

La recomendación es tener una plataforma que se encargue de los pagos, que envíe el producto de forma automática al comprador y que ofrezca dos opciones: que el cliente descargue el producto o que tenga acceso a un área de miembros.

1.4.1 Cursos online

Los cursos online son materiales ricos, generalmente educativos, que cubren diversos temas, desde disciplinas convencionales hasta un curso de gastronomía, por ejemplo.

Como su nombre lo indica, este tipo de curso se consume exclusivamente en Internet, siendo el formato más común las videoclases.

Al contrario de lo que muchas personas piensan, no hace falta ser un maestro graduado para trabajar en el campo de los cursos online, siempre que tengas un conocimiento sobre un tema determinado y desees compartirlo con otras personas.

Por supuesto, esto se aplica solo a los cursos libres, que no están vinculados a ninguna institución educativa. En estos casos, la escuela o la propia universidad es responsable de crear y distribuir el contenido.

El hecho de que sea un mercado democrático, sin embargo, no significa que no debas tener cuidado al crear tu material.

Al igual que cualquier contenido que se graba y se pone a disposición de manera online, es necesario tener una rutina de pre y posproducción para garantizar que ese material atienda las necesidades de tu audiencia.

Puedes encontrar todos los detalles de la creación de un curso online en nuestra publicación completa sobre el tema.

Pero tenlo en cuenta, debes encontrar un comprador ideal para tu producto (también conocido como buyer persona) y buscar un tema que sea de interés para esta audiencia.

Además, deberás seleccionar buenas palabras clave para atraer compradores y también para producir contenido de calidad, buscando un equilibrio entre el fondo, o tema abordado, y la forma, o la captura de imagen, audio y otros detalles técnicos.

VIDEO | Cursos Online: Los primeros pasos para lanzar tu curso | Q&A #53

1.4.2 Ebooks

El ebook es un libro en formato digital, que se puede leer en cualquier equipo electrónico, como una computadora, smartphone, lector electrónico (lector de libros digitales, como el Kindle) o tableta. También existe la opción de imprimirlo para el consumo convencional.

Este es un producto muy popular entre los emprendedores online porque es más simple y más barato de producir, incluso, puedes hacer este material aun sin conocimientos de diseño, utilizando solo programas instalados en tu computadora.

Para el público, este formato también es interesante, ya que se puede consumir con un paquete de datos simple, a diferencia de los videos y otros formatos, que requieren Internet de buena calidad.

1.5 Productos de terceros

Una buena idea para quien quiere vender online sin preocuparse con la creación y gestión del producto es participar de un Programa de Afiliados.

Los afiliados promueven los productos de otras personas a cambio de comisiones.

Imagínate que tienes un blog sobre vida sana y ejercicios físicos. La mayor parte de tu audiencia está interesada en comer de forma saludable y practicar actividades que ayuden a mantenerse en forma.

Ahora imagínate que has descubierto un programa fitness online, con videoclases que el alumno puede acompañar desde su casa, realizando los ejercicios en su propio hogar.

Seguro a tu público le encantaría este producto, ¿verdad? Entonces lo que haces es recomendarlo en tu página, con un enlace específico.

Cada vez que alguien realice una compra y haya llegado al producto gracias al enlace que tú has publicado, recibes una comisión por la venta.

1.6 Marketplaces

Los marketplaces son páginas web de un segmento específico que reúnen productos de varios sitios y marcas en un único lugar.

El comprador puede elegir el producto que le parezca mejor, considerando sus características y precios.

Algunos ejemplos de ese tipo de venta online son Trivago, Booking y Despegar.

Ese tipo de sitio es muy interesante para los compradores, porque no necesitan estar horas investigando el mejor precio y pueden realizar el pago directamente en la página.

Para quien quiere vender por Internet también puede ser una buena opción, ya que (como en el caso anterior) no es necesario desarrollar un producto específico.

Sin embargo, tener conocimientos de desarrollo web es imprescindible, al menos que contrates a alguien para hacer ese trabajo (que no es para nada barato).

262

2. Aprende a tener un negocio virtual sin invertir dinero

Si tu idea es vender por Internet de manera segura y sin enfrentar demasiados riesgos, puedes optar por tener un negocio virtual que no exija inversiones iniciales.

La venta de productos físicos, por ejemplo, no es muy recomendable en ese caso. Sin embargo, vender servicios, productos digitales o productos de terceros puede ser una excelente opción para ti.

A continuación, seleccionamos algunos consejos para que puedas hacerlo:

2.1 Despreocúpate con la perfección

Probablemente, quieres tener el producto perfecto antes de empezar a venderlo, ¿verdad?

Es normal querer ofrecer algo con una calidad excelente (y eso es lo ideal, claro).

Sin embargo, antes de saber si tu negocio realmente funciona, puedes comenzar con una versión más básica del producto, también conocida como MVP (producto mínimo viable). Este tipo de prototipo se puede construir con menos inversión y te permite probar la recepción del público para tu producto o servicio.

Si vas a crear un ebook, no necesitas contratar a un diseñador para que se ocupe de la parte visual. Puedes empezar con un modelo más simple y crear el ebook tú mismo, usando una de las 4 plantillas descargables de este enlace.

Otro ejemplo es el de los cursos online. Si vas a grabar una videoclase, obviamente quieres que la calidad sea la mejor posible. Pero, para empezar, no necesitas un estudio o una cámara superprofesional.

Si tienes una habitación en tu casa que sea bien iluminada y sin muchos objetos y colores, puedes empezar por ahí.

Pero acuérdate de elegir un cuarto con poco ruido.

Además, es posible utilizar la cámara de tu smartphone, siempre y cuando tenga una calidad aceptable de imagen y sonido.

Si quieres saber más sobre el asunto, te recomendamos nuestro post sobre cómo crear videoclases, que tiene muchísimos consejos y un paso a paso completo para hacerlo.

2.2 Elige herramientas gratuitas para tu trabajo

Existen muchas herramientas excelentes para vender por Internet y varias de ellas son gratuitas (o tienen versiones básicas que puedes utilizar a un precio bajo).

Para difundir tu producto y captar clientes, por ejemplo, una buena opción sería utilizar Ads, la herramienta de anuncios de Google para que tu sitio aparezca en los primeros posicionamientos de una búsqueda.

Pero, si no tienes dinero para invertir, puedes utilizar estrategias de SEO (Search Engine Optimization) para que tu web esté en la primera página de una manera orgánica, o sea, sin necesitar gastar dinero para ello.

Otro ejemplo: si tu producto es un curso online, tendrás que emplear una plataforma con área de miembros para que tus clientes puedan iniciar sesión y acceder a los módulos, videos, foros, actividades, etc.

Existen opciones excelentes que puedes usar y que solo te cobran un porcentaje del valor del producto cuando realices una venta.

Lo más importante es que investigues herramientas que sean buenas, que atiendan a tus necesidades y que no cuesten mucho.

Si lo haces, verás que es posible empezar a vender en línea aunque no tengas dinero para invertir.

VIDEO | Hotmart me ayuda a tener todas las herramientas en una sola plataforma | Opiniones Hotmart

3. Elige el producto ideal para vender por internet

Si has decidido vender a través de la web, ¡el punto más relevante de todos es definir qué es lo que venderás!

Para eso, te recomendamos que escribas en una hoja 3 ideas de productos que podrías vender, considerando los siguientes puntos:

3.1 ¿Qué te apasiona?

Lo ideal es que elijas trabajar con algo que te encante.

Como dijo Confucio, “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar un solo día en tu vida”.

Piensa en tus gustos e imagínate los productos que podrías crear y vender por Internet.

Lo ideal es elegir un tema bien específico. Si te gusta la jardinería, céntrate en micronichos, como cultivo en espacios cerrados, cultivo de hortalizas en casas pequeñas que no tienen jardín, por ejemplo.

¡Piensa en tus pasiones y tendrás la respuesta!

3.2 ¿Cómo puedes escalar tu negocio?

Otro punto importante que debes considerar es el siguiente: para vender más, ¿necesitarás invertir más tiempo y dinero? ¿O con un único esfuerzo conseguirás realizar ventas “infinitas”?

Si vendes un servicio, como la consultoría financiera, cada vez que efectúes una venta necesitarás invertir más horas de trabajo, porque tendrás que reunirte con tu cliente, estudiar su situación y elaborar las estrategias para que alcance sus objetivos.

O si vendes ropa, tendrás que comprar nuevas prendas cada vez que tu stock llegue a su fin.

Sin embargo, si tu producto es un ebook, por ejemplo, después que esté listo, no tendrás que preocuparte por nada más: ahora se trata “solo” de venderlo.

Es decir, crearás el ebook una vez y podrás venderlo a miles de personas alrededor del mundo. Por eso, lo ideal es que pienses en algo que genere más ganancias con menos esfuerzo.

4. Identifica un mercado y estúdialo

Después que tengas la lista con 3 productos que te gustaría vender online, debes elegir la mejor opción realizando una investigación de mercado.

  • Estudia tu nicho. Busca cuáles son los problemas de tus buyer personas que puedes solucionar. Investiga con profundidad sus dolores y necesidades. Si vas a hacer un curso sobre jardinería, por ejemplo, fíjate qué están preguntando sobre el tema en Google, Yahoo Respuestas, etc.
  • Busca los productos que ya existen sobre el tema y analiza qué es lo que no tienen. ¿De qué manera puedes ofrecer algo diferente, que te distinga de los demás? Y ojo: si tu producto es demasiado novedoso y no hay nada igual, quizás no exista un público o una demanda real para eso.
  • Analiza tu competencia e inspírate. Pero, claro, no copies lo que están haciendo. Y presta atención también a este factor: ¿es muy difícil ganarle a la competencia? Si quieres competir con empresas y marcas muy grandes, quizás debas elegir otra opción o un micronicho.
  • Realiza encuestas con personas que conozcas y que se encuadren en tu público objetivo. Si vas a vender por Internet un curso de gastronomía para madres con niños pequeños, por ejemplo, puedes ir a un jardín de infantes o a una escuela y pedirles a esas mujeres que respondan a algunas preguntas rápidas. ¡Entender a tus futuros clientes es lo más importante para que tengas éxito!

5. Crea tu producto desde cero

Después de que hayas definido cuál será el producto que venderás virtualmente, tendrás que crearlo (al menos que vayas a vender un producto físico que ya venga listo).

Si quieres vender videoclases, lee nuestra guía completa con el paso a paso para producir tu curso online. Y si deseas escribir un ebook, no dejes de leer todos nuestros consejos para crear tu libro digital desde cero.

BONUS: te invitamos a descubrir el Desafío 30 Días, que es 100% online y gratuito. Son 16 lecciones rápidas y divertidas que desarrollamos para que aprendas a crear un curso online o un ebook en tan solo 1 mes. ¡Haz clic en el video!

VIDEO: Desafío 30 Días | Prúebalo

Para registrarte gratis, accede a la página del desafío aquí.

6. Elige una plataforma para vender por internet

Cuando tu producto esté listo, tendrás que elegir una plataforma que te permita realizar las ventas. En el caso de los productos digitales, te recomendamos que elijas alguna que tenga las siguientes características:

  • Posibilidad de desarrollar una página de ventas personalizada generada en la propia plataforma o una página de ventas externa e integrada.
  • Almacena los productos en un servidor confiable;
  • Maneja los pedidos de compra;
  • Realiza toda la parte del pago de manera automatizada;
  • Permite que tus clientes compren en diferentes monedas;
  • Entrega el producto automáticamente después del pago;
  • Con un área de miembros, si tu producto es un curso online;
  • Permite que tengas afiliados que promocionen tu producto y aumenten tus ventas;
  • Posee un equipo de asistencia a tus clientes;
  • Diseño responsivo (que funciona bien en tablets y smartphones);
  • Cuenta con un embudo de ventas;
  • Presenta informes para que puedas hace un seguimiento de tu progreso.

Todos estos beneficios permitirán que no tengas que preocuparte con la parte técnica del negocio, solo con la creación de tu producto y con las ventas.

Y, obviamente, lo ideal es elegir una plataforma gratis, sin tasas de adhesión ni mensualidades. Con Hotmart, por ejemplo, solo pagas un porcentaje del valor de tu producto cuando realizas una venta.

VIDEO: ¿Cómo funcionan las comisiones en Hotmart? | Q&A #71

7. Promociona tu producto y demuestra autoridad

El elemento más importante para vender por Internet es, sin duda, conquistar a tus futuros clientes.

Para eso, necesitas, principalmente, generar confianza. Las personas tienen que verte como un referente, o sea, como alguien con quien pueden contar, que puede y quiere ayudarlas de manera transparente.

Y, para lograrlo, necesitas ofrecer contenido de calidad.

A continuación, seleccionamos algunas herramientas online que puedes utilizar para difundir tu contenido y promocionar tu producto. Lo ideal es que utilices gran parte de ellas o, preferentemente, todas.

7.1 Blog

El blog es el canal indispensable número 1 para quien quiere construir su audiencia, estar en contacto constante con su público y demostrar autoridad. Algunas ventajas de esta herramienta son las siguientes:

  • Te ayuda a mejorar tu posicionamiento en Google de manera orgánica.
  • No hay límite de espacio para tu contenido: puedes escribir cuanto quieras.
  • Puedes interactuar con tu público en la sección de comentarios.
  • Puedes poner diferentes tipos de contenidos: textos, videos, infografías, encuestas y mucho más.

7.2 Facebook

Aunque en muchos aspectos hay quien afirma que Facebook se ha quedado obsoleta, continúa siendo la red social más grande del mundo actualmente, con 2.9 mil millones de usuarios. Eso significa que, probablemente, tus futuros clientes están en esta red. Algunas de sus ventajas son:

  • Es una red social dinámica, muy conectada a la actualidad y muy atractiva para los usuarios.
  • Puedes crear campañas pagadas direccionadas específicamente a tu público (¡y medir tus resultados!).
  • Puedes interactuar en tiempo real, utilizando las Facebook Lives, por ejemplo.
  • Es un canal muy importante para divulgar tus contenidos del blog.

7.3 Instagram

Instagram es otra red social muy popular, que ya tiene más de 1 200 millones de usuarios. La gran diferencia con relación a las otras redes es que su enfoque es más visual, con destaque para las fotos y videos.

Las historias (o “stories”), que son fotos o videos que desaparecen en 24 horas, son buenas formas de llamar la atención del público.

Si eres un principiante, aprende cómo vender en Instagram.

VIDEO: ¿Aún es posible vender a través de Instagram?

7.4 Página de ventas

La página de ventas es tu vitrina tanto para compradores como para afiliados.

Sin duda, la calidad de esa web tendrá un gran impacto en tu credibilidad y nivel de autoridad. Por eso, te recomendamos que tengas en cuenta lo siguiente:

  • En tu página de ventas debe haber una descripción del producto y sus ventajas, datos sobre ti y un video llamativo. Además, debes incluir otras informaciones, como período de garantía, contacto y formas de pago. Si quieres saber más, no dejes de leer nuestro post sobre página de ventas.
  • El layout es muy importante, ya que es lo primero que el cliente ve al acceder a tu página. Preocúpate con el aspecto visual: colores, tamaño de la fuente y la organización del contenido.
  • Revisa los textos y verifica que la gramática y ortografía están correctas. Pero lo más valioso de todo es cuidar de tu copywriting: asegúrate de que tus textos son atractivos y con gancho. Esto hará que los lectores quieran comprar tu producto.

Consejo: tener un dominio propio es una buena idea para que tu página suene más confiable para tu público.

7.5 E-mail marketing

El e-mail marketing es una estrategia fundamental para que construyas una audiencia comprometida y que se identifique con tu marca.

Es, probablemente, la herramienta de marketing con la mejor relación costo beneficio.

Como el email le llega directamente a la bandeja de entrada del correo de tu cliente, incrementa las chances de que la persona lo lea.

Además, si envías campañas de e-mail segmentadas, conseguirás dirigirte a tu público de forma personalizada, de acuerdo con las necesidades de cada uno.

Si aún no sabes cómo aplicar esta estrategia, aquí te lo explicamos todo.

Consejo: utiliza testimonios o pruebas sociales de clientes que ya te han comprado para que tu audiencia confíe más en tu trabajo.

7.6 Video de ventas

Es también es una excelente opción para demostrar tu autoridad, presentar tu producto y llamar a las personas a realizar la compra. No te pierdas este video:

VIDEO | 5 elementos que no pueden faltar en un video de ventas

7.7 Publicidad de pago

La publicidad de pago también es una magnífica forma de difundir tu marca y tus productos.

Su gran ventaja es que los resultados vienen a corto plazo, ya que cuando empiezas a pagar por anuncios los resultados son prácticamente instantáneos (siempre y cuando utilices una buena estrategia, claro).

Las mejores opciones para hacer publicidad son Google, Facebook e Instagram.

En Google, puedes hacer anuncios para aparecer en los primeros resultados cuando un usuario busque una palabra clave relacionada a tu segmento, como en el siguiente ejemplo:

Imagen de una captura de pantalla de un anuncio de Google, una herramienta muy usada para vernder por internet.

Además, puedes hacer otros tipos de anuncio, como el de red de display, que son imágenes que aparecen en otros sitios web, como en este ejemplo:

Imagen de publicidad en un sitio muy concurrido, otra de las formas de vender por internet.

>> Para saber más sobre Google Ads, clica aquí.

Los anuncios en redes sociales también son una muy buena idea, principalmente porque es posible segmentarlos de acuerdo a las personas que quieres que sean impactadas.

Por ejemplo, si tienes un curso online para madres, puedes segmentar tus anuncios solo para mujeres y, mejor que eso, para mujeres que hayan interactuado con páginas de maternidad. Genial, ¿verdad?

>> Descubre cómo crear anuncios de publicidad en Instagram

8. Otras opciones para vender por internet

Si no tienes afinidad con ninguno de los formatos que te presentamos anteriormente, o simplemente no te acaban de convencer, ¡que no cunda el pánico!

Por suerte, hay otras opciones para quienes quieren trabajar aprovechando todo lo que Internet tiene para ofrecer.

Algunas de ellas son:

8.1 Digital influencer

El Influencer utiliza su base de seguidores para promocionar productos y servicios. Este profesional también puede generar ingresos a través de alianzas con marcas, patrocinios, acuerdos publicitarios o participación en eventos.

Lo que sí debes tener en cuenta es que para trabajar en esta área es fundamental desarrollar una amplia presencia online, especialmente en las redes sociales más populares, como Facebook, Instagram, TikTok o YouTube.

No cabe duda de que este es un excelente mercado para quien desea monetizar su popularidad.

8.2 Blogger

Otra profesión que constituye una opción perfecta para quien quiere transformar su hobby de crear contenido en un trabajo.

Los Blogueros generan ingresos de muchas formas, como por ejemplo con publicaciones patrocinadas, vinculando anuncios a su blog, a través de Google AdSense.

También lo hacen aplicando marketing de contenido, que es una estrategia a largo plazo que consiste en producir contenido de calidad optimizado para los motores de búsqueda, y aumentar el flujo de visitantes a su página.

Clica aquí para conocer las mejores maneras de ganar dinero con un blog.

9. Implementa estrategias para atender a tu público

¿Alguna vez has escuchado que “El cliente es el alma del negocio”? Aunque a veces estas frases hechas pueden parecer clichés, créeme cuando te digo que, en este caso, tiene todo el sentido del mundo, también para quienes quieren vender a través de Internet.

Es fundamental que pienses en las mejores acciones y prácticas para atraer, fidelizar y encantar a tus clientes. Porque cuando te buscan, los usuarios ya saben que podrán resolver un dolor, pero para cerrar un negocio y vender, necesitas demostrar el valor de lo que ofreces.

Plantéate y responde las siguientes preguntas:

  • ¿Qué me diferencia de mis competidores?
  • ¿Cómo puedo hacer que mis clientes estén 100% satisfechos con el producto?
  • ¿Qué estrategias debo aplicar para que me compren nuevamente?

A continuación, te traigo algunos puntos interesantes a considerar:

9.1 Elige los mejores canales de Atención al Cliente

Si vas a vender online, asegúrate de que tus canales de atención también sean digitales.

Por eso, cuando estés estudiando el mercado, analiza también cuáles son los canales preferidos de tus clientes. Hoy en día es posible ser escalable apostando por apps de mensajería y automatización de mensajes, como WhatsApp.

Además, dar soporte virtual también hace que tu marca esté más cerca de tu público, lo que ayuda a la hora de fidelizarlo.

9.2 ¿Es hora de preparar un equipo?

A medida que crece el negocio, también lo hace la demanda. Lo que se traduce en más preguntas y dudas por parte de tu audiencia, que deben ser resueltas, como es lógico.

Cuando llegue este momento (¡ojalá que sea pronto!), te darás cuenta de la necesidad de ampliar tu equipo, para prestar un servicio que puedas llamar de excelencia.

Pero… ¿Cuándo dar el paso? Si quieres saberlo, nuestra recomendación es que midas la demanda diaria de atención al cliente junto a la necesidad real de generar nuevos puestos de trabajo.

9.3 Ten siempre presente el éxito del cliente

Muchos emprendedores, cuando empiezan a vender por Internet, centran todos sus esfuerzos en mejorar el servicio, pero se olvidan de la importancia del éxito del cliente, una metodología comercial cuyo objetivo es garantizar la satisfacción de quienes usan tu producto o servicio.

Por mucho que exista la necesidad de evolucionar siempre tu producto, asegúrate de que el proceso con el cliente no termina en la venta.

VIDEO | 6 consejos para customer centric, la estrategia centrada en el cliente | Hotmart Tips

10. Logística planificada

Una logística bien planificada marca la diferencia en cualquier tipo de negocio, ya sea virtual o físico. Aplicando buenas estrategias, te aseguras que el producto le llegará al cliente de la mejor manera posible. Además de certificar que toda la operación está funcionando como debe ser.

La logística abarca desde la fabricación del producto hasta su entrega al cliente final. Cualquier problema durante este proceso puede resultar en fallos que dañan la calidad del servicio, lo que impacta directamente en la reputación de tu empresa o marca.

10.1 Control de stock

Llevar un control de stock o de inventario sirve para conocer qué opciones de tus productos están disponibles (si hay más de uno), cuáles necesitan reposición o fabricarse desde cero.

El control de inventario se puede realizar de varias maneras. Hay softwares especializados en esta área, que señalan e identifican qué productos están en falta, para que la información de tu página de ventas esté siempre actualizada.

10.2 Piensa en las Políticas de Cambios y Devoluciones

Cuando hablamos de vender por Internet, debemos dejar de manera explícita la posibilidad de cambiar o devolver un determinado artículo, porque el cliente no lo puede probar antes de comprarlo.

Por ejemplo, imagínate que tienes una tienda virtual donde vendes sandalias hechas a mano. Aunque pongas todos los datos sobre números y tamaños en la descripción, en algunas ocasiones tu cliente puede no estar conforme con el producto recibido y solicitará cambiarlo.

Esto es más común de lo que piensas, por lo que tu empresa debe anticiparse e implementar Políticas de Cambios y Devoluciones.

Además, es un derecho incluido en el Código de Defensa del Consumidor, cuyos parámetros varían de país a país, pero con un punto en común: siempre tienen en cuenta los plazos relacionados con la devolución o los cambios con relación a bienes perecederos y no perecederos.

11. Consejos finales

A lo largo de este post, nuestro objetivo fue darte un panorama general sobre cómo vender por Internet. ¡Pero no te vayas todavía! Tenemos algunos últimos tips importantes que compartirte antes de irnos:

  • Asegúrate de que tu negocio es lo más automático posible. Utiliza una plataforma que realice toda la parte técnica para que no tengas que perder tiempo con actividades burocráticas y así enfocarte en lo que más importa: tus ventas.
  • Busca un negocio que sea escalable y que pueda seguir creciendo sin que tengas que aumentar tus esfuerzos. De esa manera, podrás tener cada vez más éxito.
  • Mide tus resultados constantemente y analiza lo que está yendo bien y lo que puede mejorar. ¡Perfecciona tu producto siempre que sea posible!
  • Busca entender a tus clientes y escucha lo que tienen para decir. Ellos son la pieza clave de tu negocio.
  • Realiza tu trabajo con pasión y dedicación: si haces lo que te gusta, serás feliz en tu día a día.

Si has llegado hasta aquí, probablemente ya te dieron ganas de empezar a vender por Internet, ¿verdad? Entonces… ¡Sigue con nosotros y regístrate en nuestra plataforma!

262

¡Hasta el próximo post!

Este post fue originalmente publicado en marzo de 2019 y ha sido actualizado para contener informaciones más completas y precisas.